Caja Rural Castilla-La Mancha, por la tierra

Caja Rural de Castilla-La Mancha es hoy una de las principales entidades bancarias que han pervivido del sistema tradicional. Lo mejor de esta entidad es su solvencia y fiabilidad. Tras cincuenta años de andadura y después de varias crisis estructurales en España, esta caja rural -que no reniega del apelativo porque sigue amarrada al terruño-. continúa siendo bandera del campo en el territorio de Castilla-La Mancha y aún más allá, particularmente en Ávila.

Por si esto fuera poco, cuenta con una fundación donde toma forma la función social de la entidad, tan importante en ella históricamente.

Nuestras actuaciones con esta entidad se han centrado en publicidad y comunicación.